Legionella es una bacteria Gram negativa con forma de bacilo. Viven en aguas estancadas con un amplio rango de temperatura. Su crecimiento se ve favorecido por la presencia de materia orgánica. Requiere oxígeno para respirar y posee un flagelo para desplazarse.

En lo concerniente a taxonomía existen 48 especies dentro del género Legionella, y un total de unos 78 serotipos de los cuales el más importante, por sus implicaciones médicas, es la especie Legionella pneumophila. La especie Legionella pneumophila produce la enfermedad del legionario o Legionelosis. La infección por Legionella puede presentarse como neumonía atípica o como una enfermedad febril sin focalización pulmonar denominada Fiebre de Pontiac. La bacteria requiere para multiplicarse encontrarse dentro de amebas.

De acuerdo a la organización sin fines de lucro Legionella.org la mayor fuente de contagio es el sistema de aguas de grandes edificios, hoteles y hospitales, humidificadoras, maquinas de rocio, spas y fuentes de agua termal. Los sistemas de aire acondicionado no son una fuente relevante de legionella.

La legionella puede llevar a complicaciones pulmonares, sus síntomas son fatiga, dificultad para respirar y en ocasiones diarrea o dolores musculares.

Pídenos presupuesto sin compromiso